«Yo viví toda la vida buscando una verdad. Busqué del budismo y diferentes religiones, buscando una verdad, hasta que se me reveló esta verdad. Y lo primero que Dios me dijo es que habían dos caminos en esta vida: uno te lleva al infierno y otro al cielo». Quien habla así es nada menos que el conocido rapero Almighty, que hace apenas unos meses ha venido a dar con quien necesitaba: Cristo.

«Es tu responsabilidad de aceptar a Cristo para que tus pecados sean limpiados por la sangre del cordero y vuelvan a encaminarte en el camino que Él tiene para ti, que es un camino de felicidad y de vida abundante», afirmó Almighty, quien admitió que «en muchas situaciones» su vida estuvo en peligro por situaciones en la calle.

Según explicó, citado por el medio Evangélico digital, fue hace ocho meses, mientras sentía un gran vacío en su interior, cuando comenzó a orar, leer la Biblia y a asistir a la iglesia, que actualmente sigue visitando. A través de este proceso, tuvo lugar un encuentro con el Jesús del Evangelio y su vida parece haber dado un inmenso giro desde entonces.

«En eso se basa mi vida. Y cuando me sienta lo suficientemente preparado, voy a viajar el mundo para predicar la Palabra de Dios llevando la verdad y salvando almas, que fue para lo que Dios me llamó», ha declarado también el rapero de origen cubano y puertorriqueño.

Héctor el Father

«Lo tenía todo pero en realidad no tenía nada, porque ni la fama ni el dinero podían llenar el  gran  vacío que sentía en mi corazón. Ahora siento una gran paz y  felicidad que no puedo ni explicar, solo Jesucristo  pudo llenar  ese vacio  que yo tenía en  mi corazon. Y Él me dio la paz», confiesa el reggaetonero Héctor El Father.

«Yo hacía grandes conciertos, y me  sucedia que   despues de haber cantado ante  30 mil personas llegaba a mi casa y me sentia vacio. Yo me preguntaba ¿de que sirve  la fama, de   qué sirve   el dinero si no puedo contar siquiera con un amigo sincero. Alguien que me ame por lo que  soy  y no por lo que tengo. Sentía un gran vacío interior, me   sentía miserable.   Las fiestas, las mujeres, el alcohol no podían  llenar  ese gran  vacío interior  que yo sentía. Solo Jesucristo vino  a llenar ese  vacío y  darme esa  paz interior  que ahora tengo.»

En entrevista con Univisión, la ex estrella del  regatón confesó que cada éxito musical venía acompañado de alcohol, diversión y sexo: «Creo que cada suceso fue arrinconándome hasta que llegué a el momento en que tomé la mejor decisión que fue dejarlo todo por Jesús».

Actualmente, el rapero viaja por varias naciones del mundo ofreciendo su testimonio y evangelizando, y pastorea una iglesia.

Julio Voltio

Entre las vivencias que Voltio, rapero puertorriqueño, comparte hoy con estudiantes de su país, está «el testimonio de cuando una persona me disparo más de 16 veces, pero la mano del Señor me guardó, no permitió que ninguna bala me tocara». También, los días «en que estuve lleno de dinero, de fama y de lujo, pero mi corazón estaba vacío y lloraba por las noches».

«Esta juventud, así como yo era antes, está siendo arrastrada por una ola demoniaca que, según nosotros preparamos a nuestros jóvenes en las escuelas para que se preparen para el futuro, Satanás, que es el enemigo de las almas, los prepara desde muy temprana edad para que sean hombres y mujeres delincuentes para el futuro».

Asì habla a jóvenes en su natal Puerto Rico desde que conoció a Cristo y cambió los ilusorios escenarios por aulas en que predica a su Salvador.

Hemos compartido palabras de tres raperos que lograron fama internacional pero pagando el caro precio de la soledad y la vanidad. Hoy ellos confiesan que descubrieron un Salvador. Esperamos que ese sea también tu Señor.