No hace falta un templo para ser iglesia, eso hay que tenerlo claro, y es precisamente lo que recordaron los hermanos de la Iglesia Bautista El Calvario cuando eligieron el Parque Fraternidad para realizar un taller de lenguaje de señas esta semana.

Uno de los miembros del taller ha publicado en su cuenta de Facebook las fotos de la especial clase, y ha agradecido a Dios por el tiempo que estos hermanos han dedicado  a capacitarse para poder compartir la palabra con creyentes y no creyentes que tienen discapacidad auditiva.

Fotos: Tomadas del perfil de Facebook de Disney Ortiz

Ojalá nos atrevamos cada vez más a salir de los templos para iniciativas tan cercanas al espíritu de Dios como esta.