Desde el inicio de la pandemia que este año ha convertido al mundo en un lugar distinto, no han sido pocos los informes de organizaciones internacionales como la ONU o Unicef que han anunciado impactos catastróficos en la cifra de niños y personas vunerables que han quedado mucho más afectados que antes.

Desde los menores que inflaban las cantidades de niños malnutridos, tras tener que separarse d esus escuelas y de la única comida diaria que recibían en ellas, hasta enfermos de Sida africanos que de repente no obtendrían sus medicamentos antirretrovirales por el desmantelamiento de infraestructuras de transporte y servicio en países pobres, 2020 agravó la situación de millones de personas en condiciones extremas.

Por eso, este año la etapa navideña ha sido un momento perfecto para que cientos de seguidores de Cristo acudan a idear y financiar proyectos de ayuda a familias y niños especialmente golpeados por estas situaciones extremas de pobreza y falta de refugio o alimento.

Distintos ministerios cristianos han colaborado en hacer realidad iniciativas espectaculares, como estas que reseña CBN recientemente.

Orphan’s Promise de CBN, es un programa de alcance para niños que se asocian con ministerios establecidos para ayudar a los huérfanos y niños vulnerables de todo el mundo.

Este año su impacto no ha sido menos, casi 1 000 niños en Ucrania recibieron ropa de abrigo, como chaquetas, guantes, gorros y zapatos. Desde abril de 2020, Orphan’s Promise ha alimentado a 5 000 niños hambrientos en Ucrania y países postsoviéticos.

Durante el mes de diciembre, el alcance local de OB y CBN ha estado sirviendo comidas calientes a las familias y entregando alimentos para la cena de Navidad que incluyen un pavo congelado y delicias navideñas recién horneadas. La organización está distribuyendo obsequios familiares, incluida una caja navideña del Superlibro, junto con juguetes y obsequios para niños de todas las edades, detalla CBN.

Otra agencia misionera, Gospel for Asia (GFA), también se dedica a satisfacer las necesidades críticas de los niños mientras inspira esperanza en nuestro Padre Celestial.

“Bridge of Hope” es una iniciativa que estableció GFA que ofrece a los niños un futuro prometedor. El programa de apadrinamiento infantil Bridge of Hope ofrece a más de 70 000 niños necesitados una comida diaria y chequeos médicos regulares, en un esfuerzo por mejorar su salud física y su desarrollo.

Esta Navidad, GFA ofrece un programa de distribución de regalos que apoya a toda una familia y ayuda a romper el ciclo de la pobreza.

El año pasado, 262,534 familias en Asia recibieron regalos como vacas, bicicletas y máquinas de coser. Estas donaciones ayudan a alimentar y vestir a los niños de toda la región, precisa la nota que resume estos proyectos.

Muy pronto seguiremos el paso de otros proyectos de discípulos de Cristo que han llevado amor en hechos a decenas de personas necesitadas durante este difícil año.