Lawan Andimi fue asesinado por Boko Haram el 20 de enero, según medios locales que además han reportado cómo el pastor t4stificó de su fe en Dios antes de ser ejecutado.

El pastor, que según detalla Evangélico digital, pertenecía a la Iglesia de los Hermanos en Nigeria (EYN) y presidía el Consejo Local de la Asociación Cristiana de Nigeria (CAN), fue secuestrado por el grupo terrorista el pasado 2 de enero en medio de un ataque a su ciudad.

Casi una semana después de su secuestro, el grupo lanzó un video en el que el pastor Lawan solicitaba al gobernador de Adamawa que lo ayudara a conseguir su liberación, una ocasión que también aprovechó para testificar de su fe: “Nunca me he desanimado debido a que todas las condiciones en las que uno se encuentra está en manos de Dios”, expresó en el video.

Además, Lawan explicaba que no sentía enojo ni odio hacia los que lo habían secustrado, precisa el medio citado. “Creo que Dios, que les permitió actuar de esa manera, todavía está vivo y se encargará de todo. Por la gracia de Dios, estaré junto a mi esposa, mis hijos y todos mis colegas. Si ese no es mi futuro, tal vez sea la voluntad de Dios”.

El mensaje terminaba con las palabras “no lloren, no se preocupen, sino den gracias a Dios por todo”.

El reverendo Lawan fue finalmente ejecutado el lunes 20 de enero. Según los informes, Boko Haram exigía un rescate de dos millones de euros por la liberación de Andimi, pero la iglesia local, que ha sido devastada después de años de hostigamiento de Boko Haram, solo pudo recaudar aproximadamente 4 000 euros.