En medio de las tensiones políticas que vive Puerto Rico con las demandas por la renuncia del gobernador, Ricardo Roselló y su equipo de trabajo, decenas de seguidores de Cristo se han reunido en la capital, San Juan para orar al aire libre en intercesión por su país, informan varios medios.

Las imágenes, que se comparten a través de sus redes sociales, muestran a los cristianos orando por el bienestar de la nación e incluso levantando peticiones a Dios por los policías, a quienes ha tocado enfrentar de cerca las manifestaciones populares.

 


Los boricuas han desarrollado varias protestas en días recientes a partir de la salida a la luz de bromas de su gobernador con asistentes en que emite comentarios raciastas y se burla de los afectados por el huracán María, que desoló el país en septiembre del pasado año.
A partir de la publicación de las conversaciones de Roselló, el pueblo ha comenzado a demandar la renuncia de todo su gabinete de gobierno generando un ambiente de tensión sostenida en los últimos días.