Los Científicos Atómicos que cada año sitúan las manecillas del Reloj simbólico del Apocalipsis han adelantado el Fin del Mundo, y creen que solo quedarían cien segundos para el final según los problemas globales actuales.

Desde 2018, las manecillas estaban colocadas a dos minutos del final, que es lo más cerca que el reloj había estado de la medianoche en sus 73 años de historia. A esa misma hora, a 120 segundos, estuvo en 1953, cuando las armas termonucleares soviéticas y estadounidenses se ponían a prueba en plena carrera armamentística. Ahora está todavía más cerca del fin, explicó la directora del Boletín de Científicos Atómicos, Rachel Bronson, citada por el diario El País.

Desde 2007 se incluyó el cambio climático como un riesgo grave para la humanidad que demandaba una respuesta urgente, y otros hechos recientes como los incendios amazónicos y australianos.

Como cristianos, estamos seguros de que a pesar de las buenas intenciones de muchos líderes mundiales, los métodos para gobernar acertadamente este mundo están en las manos de Dios.

Hasta tanto, es nuestro deber, sin dudas, orar por que las autoridades internacionales ejerzan con sabiduría sus deberes en una creación caída.