Más de 700 bebés no nacidos fueron salvados y cinco trabajadoras de clínicas abortistas renunciaron a sus trabajos durante la campaña 40 Días Por La Vida desarrollada recientemente en Estados Unidos, según informa CBN News.

40 Días Por La Vida es una organización que lleva a cabo una campaña para poner fin al aborto al brindar unidad al espíritu y al cuerpo de Cristo a través de la oración y el ayuno, de alcance comunitario y una vigilia pacífica durante todo el día frente a empresas abortistas.

Cada día, durante 40 Días Por La Vida, individuos, iglesias, familias y grupos se unen en oración por una petición específica para que todo el cuerpo de Cristo se una en torno a ese enfoque.

La pieza pública y visible de 40 Días Por La Vida es una vigilia de oración de 40 días de duración, sin parar, durante todo el día las afueras de un centro de Planned Parenthood u otra instalación de abortos de la comunidad.

Durante 40 Días Por La Vida, el mensaje se lleva de manera proactiva a todos los rincones de su comunidad.

La participación de la iglesia comienza reuniéndose con pastores locales, otros líderes de iglesia y miembros de diferentes congregaciones.

(Con infromaciòn de Evangélico digital)