Hacer misiones en la Sierra Maestra de Cuba no es fácil, menos para una mujer… Mary, sin importar las situaciones ni condiciones materiales ha aceptado el reto y lo está haciendo. Está llevando el evangelio a muchos que viven en lugares de difícil acceso. Es una valiente. Dios bendiga su trabajo. Este es su testimonio.

Este artículo se ha leído: [hits] veces