Lucas Moura debió haber tenido el mejor partido de su carrera deportiva el pasado 9 de mayo, según afirman varios medios deportivos.

El delantero del Tottenham Hotspur logró anotar tres goles ante el Ajax de Amsterdam, liderando a su equipo de vuelta de la semifinal de la liga de campeones de 2019. Pero pocos conocen que este futbolista brasileño confiesa haberse enamorado del evangelio leyendo La Biblia.

Una nota del sitio Evangélico digital narra que Lucas solía definirse como católico no practicante y se convirtió en un seguidor comprometido de Cristo cuando jugó en Francia con el Paris Saint Germain (2013-2018).

«Toda mi familia es prácticamente católica, igual que yo hasta que me fui de Brasil en 2013, donde también me consideraba católico, pero no practicaba, no asistía a misa, no hacía nada que me hiciera diferente, nada» .

Pero «después de llegar a Francia, conocí a personas que vinieron a trabajar conmigo y de una manera muy simple y sabia, me mostraron la Palabra de Dios, la Biblia, y me mostraron más sobre Jesús », contó a Cross The Line, un ministerio enfocado en realizar entrevistas a deportistas cristianos.

«Coincidiendo con esto en ese momento, comencé a tener una crisis, me faltaba mi hogar, me faltaba Brasil y eso me hizo pensar mucho.

«Comencé a interesarme en lo que estas personas me decían, así que comencé a leer la Biblia y empecé a captar el amor de Dios por mí. De ahí en adelante, fue muy rápido y comencé a entender el mensaje y me enamoré (de Jesús) y del evangelio de Cristo leyendo la Biblia».

«Puedo decir con seguridad que todas las dudas que tuve acerca de Dios y la biblia, del mundo, de la creación, de todas esas cosas prácticamente desaparecieron. Soy una persona mucho más segura, vivo en paz conmigo mismo y con el futuro, sé que Dios me da una seguridad, un confort y eso me permite ser feliz»