Los sueños húmedos

Pregunta:

 Hola, Dios le bendiga, desde hace algún tiempo experimento mientras duermo los llamados sueños húmedos. Esto me hace sentir muy mal pues creo que esto no le agrada a Dios y creo que es pecado, me da pena hablarlo personalmente con alguien, por lo que después de ver su anuncio en Internet me decidí a escribirle para pedirles que si pueden me digan cómo puedo salir de esto.  -Anónimo

Respuesta:

En realidad lo que experimenta es algo completamente normal para un joven que transita por la edad de la adolescencia,es el período comprendido entre la pubertad y los 18 años de edad. Se caracteriza por la definición de los caracteres sexuales secundarios en el caso del varón se aprecia por el cambio de los músculos los cuales aumentan de volumen, se ensancha la cintura escapular (hombros), también hay crecimiento de los genitales externos, aumento del vello en el cuerpo – axilas, pubis, abdomen y pecho – aparición de la barba y cambio de voz a un tono grave.Adicionalmente y por el mismo efecto hormonal aparecen en muchos adolescentes las espinillas, el llamado acné.Al revisar la anatomía y funcionamiento del aparato reproductor masculino vemos que está conformado de la siguiente manera

Genitales Masculinos:

  1. Órganos Internos:

– Testículos: son las dos glándulas sexuales del varón y se encuentran dentro del escroto. Al igual que los ovarios tienen dos funciones:

  1. Producir espermatozoides o células sexuales masculinas.
  2. Producir testosterona, hormona masculina que determina los caracteres sexuales secundarios en el varón: volumen muscular aumentado, cintura escapular (hombros) ancha, voz grave, barba, distribución del vello en el cuerpo, crecimiento de los genitales.

Si un hombre es estéril, esto puede deberse a que sus testículos no producen espermatozoides o a que los espermatozoides que producen no son aptos para fecundar. También puede suceder que un varón sea estéril porque los conductos que llevan los espermatozoides se encuentren obstruidos, bien sea por alguna enfermedad, mala formación de nacimiento o por intervenciones quirúrgicas.

En el feto, los testículos se desarrollan dentro del abdomen pero normalmente al nacer ya se encuentran en el escroto. Cuando esto no sucede la alteración se denomina criptorquidia y necesita ser evaluada por un médico para el tratamiento adecuado.

  • Conductos deferentes o espermáticos:

Son dos tubos delgados, nace uno en cada testículo y de aquí se dirige hacia dentro del cuerpo donde van a terminar uniéndose a la uretra. Su función es la de servir de conducto a los espermatozoides para que estos salgan desde los testículos al exterior.

  • Vesículas seminales:

Son una especie de bolsas situadas al final de los conductos espermáticos, en donde se producen unas secreciones que forman parte del semen.

  • Próstata:

Es una glándula redonda que se encuentra por debajo de la vejiga, también produce secreciones que contribuyen a formar el semen.

Las secreciones de esta glándula tienen mucha importancia ya que protegen a los espermatozoides y les facilita el moverse cuando han penetrado en el cuerpo de la mujer para llegar hasta el óvulo y fecundarlo. Cuando la próstata se agranda de manera anormal, da lugar a problemas en la salida de la orina, y a su retención.

A partir de los 40 años, el hombre debe someterse a exámenes médicos periódicos para controlar el estado de la próstata, pues es asiento frecuente de cáncer, por consiguiente requiere prevención.

  1. Órganos Externos:
  • Pene:

Es un órgano cilíndrico que consta de raíz, cuerpo y glande o cabeza. Su tamaño varía de acuerdo a cada individuo, entre 8 y 12 cm de longitud. El tamaño no tiene relación ni en la estimulación sexual, ni en la erección, ni en la capacidad de fertilizar. Todo el miembro está cubierto de una piel fina, plegable, delicada y sensible. En condiciones normales el pene cuelga hacia abajo y se mantiene fláccido, es decir suave; ante un estímulo sexual el pene aumenta de tamaño volviéndose duro, al mismo tiempo que toma una posición hacia arriba. Esto se llama erección y se produce por acumulación de sangre en las estructuras internas del pene denominadas cuerpos cavernosos.

En resumen el pene tiene tres funciones:

  1. Permitir la eliminación de la orina a través de la uretra.
  2. Alcanzar el estado de erección que le permite realizar la penetración en la vagina.
  3. permitir la expulsión del semen o líquido espermático durante la eyaculación al momento de la cópula.

El glande o cabeza del pene está recubierto por un repliegue de piel que se llama prepucio, que al recogerse deja al descubierto el glande. Los varones a quienes se les hace la circuncisión, no tienen prepucio ya que la circuncisión consiste en quitar este repliegue de piel que recubre el glande.

Esta práctica o cirugía puede realizarse por razones religiosas como en el caso de los judíos o por razones médicas en el caso de estrechez del prepucio o por problemas infecciosos. En las mujeres judías el cáncer cervical (de cuello uterino) es muy raro y esta baja incidencia se atribuye a que sus parejas no tienen prepucio.

– La uretra o conducto urinario es un conducto delgado que sale desde la vejiga en donde existen válvulas que son las que permiten o impiden la salida de orina. Debajo de la vejiga, la uretra recibe dos conductos que vienen desde los testículos y son los conductos espermáticos que desembocan en la uretra y allí donde se unen también existen otras válvulas que se cierran cuando sale la orina de la vejiga y se abren cuando sale el semen de los testículos. De ahí que pese a que salen por el mismo conducto, la orina y el semen no se mezclan, ni al orinar, ni durante la eyaculación.

– El escroto es una bolsa de piel gruesa que está debajo y detrás del pene, formada por varias capas, la más externa es de piel arrugada y tiene vellos. Sirve de protección a los testículos que se encuentran en su interior. Las bolsas o escroto sirven como reguladora de la temperatura, ya que los testículos necesitan tener una temperatura menor a la del resto del cuerpo. En algunas ocasiones cuando no hay descenso de los testículos antes de la pubertad puede ocurrir atrofia (falta de desarrollo) de los túbulos seminíferos del testículo produciendo esterilidad.

Revisando la anatomía y el funcionamiento tanto del varón como de la mujer, quedamos maravillados frente a la perfección y belleza con que hemos sido hechos por la mano divina como dice su palabra:Porque tú formaste mis entrañas. Tú me hiciste en el vientre de mi madre. Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras, estoy maravillado, y mi alma lo sabe muy bien. No fue encubierto de ti mi cuerpo. Bien que en oculto fui formado, y entretejido en lo más profundo de la tierra. Mi embrión vieron tus ojos, y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas, sin faltar una de ellas” Salmo 139:13-16.

Al momento del nacimiento los sistemas reproductores del hombre y la mujer están completamente formados. Mas su funcionamiento empieza en la pubertad. Etapa de la vida que marca la transición de la niñez a la adolescencia ya que aproximadamente entre los 10 y 12 años, empieza un proceso de desarrollo controlado por la glándula pituitaria que está situada en la Silla Turca, en el suelo de la cavidad craneal. Las hormonas producidas por la pituitaria activan al resto de glándulas del cuerpo y éstas empiezan a producir hormonas que provocan una serie de cambios físicos y psicológicos.

En las niñas lo más notorio es la aparición de la menarquia (primera menstruación). En los varones el cambio más evidente es la aparición de sueños húmedos (expulsión de semen durante la noche, generalmente acompañada de sueños eróticos). Estos eventos marcan el despertar del impulso sexual y son la evidencia de que varones y mujeres están en posibilidad de procrear, aunque biológica, psicológica y socialmente, no están aptos para procrear.

Como puedes apreciar es una etapa más de la vida donde se producen cambios en el área física, psicológica (intelecto, emociones, sentimientos), social y espiritual que son indivisibles e interrelacionados. Para ser comprendidos estos cambios debes partir del principio: primero conócete a ti mismo, esto incluye conocer la dimensión biológica de tu sexo, ya que normalmente el ser humano presenta al nacer perfectamente estructurados sus órganos reproductores esto implica que la formación de los mismos ocurre durante la etapa intrauterina; sin embargo su desarrollo y maduración se produce a partir de la pubertad.

 Este artículo se ha leído: [hits] veces