Puede leer en el Proverbios 16: Todas las cosas hechas por el SEÑOR tienen su propio fin, aun el impío, para el día del mal.

Dios hizo todas las cosas con propósitos. ¿Incluso al impío? Sí, también serpientes, escorpiones y otras alimañas. ¿No se extrae de su veneno compuestos para la vida?

Reflexione: Impío significa: sin piedad. Y la piedad, es el misterio y ministerio (oficio) de Dios manifiesto en Cristo, para reconciliar al hombre impío con Él. Pablo lo escribió en su primera carta a Timoteo:

E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne, Justificado en el Espíritu, Visto de los ángeles, Predicado a los gentiles, Creído en el mundo, Recibido arriba en gloria.

Por eso la piedad no solo es un misterio (algo oculto) sino un ministerio ejecutado por Cristo, para reconciliar al mundo con Él.

Dios no hizo al diablo, sino a Lucifer. Cuando este, usando su voluntad propia, se rebeló a su Creador y Señor, no teniéndole en cuenta como tal, Dios lo separó de Él. Porque su pensamiento, carácter y obra, no correspondía en nada con sus propósitos de creación.

Si Cristo es la imagen del Dios invisible, la verdad y la vida, por su obediencia y conexión con el Padre, Lucifer fue todo lo contrario, separado de Dios, precursor de la rebeldía y padre de toda mentira; definiéndose, así como el primer impío, opuesto a la piedad o ministerio de Cristo.

Pero, así como su opuesto por excelencia: impiedad versus piedad; mentira versus verdad; muerte versus vida; desde el principio y con sus propósitos, usó sus poderes para encarnar aquella vieja serpiente que astutamente engañó (su misterio y ministerio) a Eva. Pablo, no ignorando su solapado ministerio,escribía a los corintios:

3 Pero temo que como la serpiente con su astucia engañó a Eva,vuestros sentidos sean de alguna manera extraviados de la sincera fidelidad a Cristo.

También escribió a Timoteo: Y Adán no fue engañado, sino la mujer, siendo seducida, vino a ser envuelta en transgresión.

La manera de ser y actuar del diablo, «envuelve» a cualquiera. Con las artimañas que usa, si la verdad no está como baluarte y la piedad como su expresión, somos engañados.

Reflexionemos, si Dios hizo todas las cosas con propósitos, incluyendo al enemigo de la piedad, siendo Omnisciente (lo sabe todo) y Todopoderoso (lo puede todo). Podemos preguntarnos ¿No permitió también que el diablo engañara a Eva? ¿Con qué propósitos? ¿No ha creado eso una crisis mundial, porque de ellos heredamos su naturaleza rebelde a Dios?  ¿Qué hay detrás de todo esto?

Continuará…