La Liga Evangélica de Cuba ha expresado en un comunicado en sus redes sociales su solidaridad con los pastores Ramón Rigal y Adya Expósito, de Iglesia de Dios en Cuba, condenados el 23 de abril pasado a dos y a un año y medio de privación de libertad, respectivamente, por practicar la educación en casa.

En la nota, solicitan a las autoridades cubanas «una solución justa para esta familia»  y apoyan «el derecho de los padres a educar a sus hijos según sus principios, así como el deber de realizarlo dentro de estándares pedagógicos y curriculares que aporten al desarrollo integral del menor».

Finalmente, la Liga Evangélica habla en nombre de miles de creyentes «expectantes» de la apelación, cuya fecha no se conoce aún.

Los pastores Ramón Rigal y Adya Expósito fueron condenados recientemente a privación de libertad luego de decidir optar por el llamado homeschooling, o enseñanza en casa, para sus hijos.

Aunque usaban currículos facilitados por un colegio cristiano certificado.

Es nuestra oración desde el equipo de Maranata Cuba que el Señor haga su voluntad, por encima de cualquier manipulación inadecuada del asunto, y que en diálogo respetuoso con las autoridades, no se permita violar el derecho de estos hermanos a educar a sus hijos según los parámetros docentes establecidos.

Lea más con nosotros sobre este caso pinchando este link.