Sabemos que el hombre sin Dios ha estado expuesto a muchas filosofías humanas que han nublado su entendimiento de la verdad de Dios, sustituyéndola por la sabiduría de los hombres los que se han envanecido en sus razonamientos.

La humanidad ha puesto muchos fundamentos (filosóficos,teóricos,científicos…) para interpretar la realidad, vivirla y transformarla.

Estos fundamentos han tomado diferentes nombres y matices en el decursar del tiempo, pero al final, siempre ha sido sabiduría de hombres.

Dios en su Palabra, nos han enseñado que el fundamento es importante (Mt 7:24-27).

24 »Por tanto, todo el que me oye estas palabras y las pone en práctica es como un hombre prudente que construyó su casa sobre la roca.

25 Cayeron las lluvias, crecieron los ríos, y soplaron los vientos y azotaron aquella casa; con todo, la casa no se derrumbó porque estaba cimentada sobre la roca. 

26 Pero todo el que me oye estas palabras y no las pone en práctica es como un hombre insensato que construyó su casa sobre la arena. 

27 Cayeron las lluvias, crecieron los ríos, soplaron los vientos y azotaron aquella casa. Esta se derrumbó, y grande fue su ruina».(NVI)

El fundamento de una construcción define la naturaleza, perspectiva y durabilidad de lo que posteriormente se edifique sobre dicho fundamento.

Cabe entonces preguntarnos ¿Qué relación tienen los fundamentos o filosofías humanas con la manera en que el hombre concibe la vida?

Mis fundamentos filosóficos y el Evangelio

Foto: Maykel Espinosa

Si fuéramos a responder esta pregunta diríamos que TODO.

Esta respuesta incluye: toda su manera de pensar, de vivir, de ver la vida y de vivirla en familia, sociedad, comunidad y universalidad.

Es decir, el fundamento afectará toda la cosmovisión de la persona en el sentido más amplio de la palabra. La manera en que hemos sido educados desde el hogar-sociedad, influirá en todo lo que hemos mencionado anteriormente.

Conociendo esto podemos decir que el fundamento define lo que se construye sobre él. Tomemos como ejemplo primario nuestra mente, donde se asientan todos nuestros pensamientos, juicios valoraciones, por mencionar algunos.

Pensemos: ¿Cuánto determinan en nuestra vida los fundamentos que están en nuestra mente? ¿Qué influencia tienen en nuestras decisiones, valores y creencias, estos fundamentos? ¿Cuán conscientes somos del potencial que tienen en todo los que hacemos? ¿Influyen nuestros pensamientos en el entendimiento y prácticas bíblicas?

Todo creyente que ha tenido alguna formación secular debe evaluar estas preguntas y así confirmar si sus fundamentos son los verdaderos o si tienen fundamentos que otros han puesto.

Algo común en muchos profesionales que conocen del evangelio, es experimentar la sensación de desvalidos intelectuales y espirituales ante las verdades de Dios.

En cierto modo, su orgullo intelectual comienza a sentirse herido e impotente ante una sabiduría desconocida.

Por otra parte, esta experiencia es buena porque, cuando nacemos de nuevo, eso es precisamente lo que somos:desvalidos intelectuales y espirituales, si es que le podemos llamar de esta manera.

Ahora ¿Por qué se sienten de esa manera? La respuesta es sencilla. DIOS ESTA TRABAJANDO.

Descubriendo mis falsas filosofías

Foto: Maykel Espinosa

La Palabra de Dios es clara en cuanto esto:  2 Co 10:3-5

Pues, aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo… (RV60)

Es verdad que vivimos en este mundo, pero no actuamos como todo el mundo, ni luchamos con las armas de este mundo. Al contrario, usamos el poder de Dios para destruir las fuerzas del mal, las acusaciones y el orgullo de quienes quieren impedir que todos conozcan a Dios.

Con ese poder hacemos que los pecadores cambien su manera de pensar y obedezcan a Cristo. (BLS)

Es importante entonces, usar el poder de Dios para destruir todo lo que se opone a la doctrina auténtica del Evangelio como:

–  las fuerzas del mal,

– las acusaciones y

– el orgullo …      de quienes quieren impedir que todos conozcan a Dios.

¿Quienes quieren impedir que todos conozcan a Dios?

  • la naturaleza y astucia plausible de la sabiduría y del orgullo humano
  • el sutil intelectualismo
  • las falsas filosofías como medidas para la verdad.

 

¿Cómo podemos descubrir las falsas filosofías en nuestra mente?

Es importante en este punto que examines tus puntos de vista acerca de:

¿Quién es Dios? ¿Quién eres tú? ¿Cuál es tu sentido en la vida? ¿Cuáles son tus valores de vida? ¿Qué piensas de tu futuro? ¿Qué piensas de lo que hay después de la muerte?

Seguramente que estas preguntas han rondado tu mente, no tan consciente al menos. Es impresionante como, aun después de conocer a Dios, tienes luchas con tus antiguas y nuevas creencias. Como profesional has estado expuesto a filosofías que han dado forma a tu cosmovisión de la vida.

(Continúe con la segunda parte de este mensaje próximamente para descubrir juntos las principales filosofías con que llegamos a Dios los profesionales).