La Justicia de Río de Janeiro ha ordenado a Netflix retirar la polémica comedia La primera tentación de Cristo tras la lluvia de peticiones y críticas por parte de creyentes, especialmente evangélicos, en el país.

Indignados contra la red no solo porque mostraba a Jesucristo como homosexual, sino por la burla que hacía de su persona, miles de personas colectaron firmas en Facebook y en Change.org para retirar el filme de la plataforma definitivamente.

El juez Benedicto Abicair argumenta que la retención del material hasta que se juzguen los méritos es “lo más apropiado” y beneficioso “no sólo para la comunidad cristiana sino para la sociedad brasileña, mayoritariamente cristiana”.

Además, es de la opinión que la exhibición de este especial de comedia, producido por Porta dos Fundos, puede ocasionar más daños que prohibirla.

Aquellos que han tenido tiempo de ver La primera tentación de Cristo, que dura 46 minutos, habrá visto a Jesús intentando contar a su familia que después de las tentaciones en el desierto ha encontrad un novio, que es nada más y nada menos que el diablo.

(Con información de EFE y Evangélico digital)