Holden Matthews, un joven de 21 años fue arrestado este miércoles por presunta conexión con el incendio de tres iglesias bautistas en Louisiana, Estados Unidos, informan varios medios.

Las autoridades estatales de Louisiana investigan la serie de incendios de los tres edificios históricos de iglesias afroamericanas y no han ofrecido otros detalles del arrestado.

El primer incendio, del 26 de marzo afectó a la Iglesia Bautista de Port Barre, y el segundo ocurrió el martes en la Iglesia Bautista de la Unión Mayor en Opelousas.

La Iglesia Bautista de Mount Pleasant en Opelousas se incendió el jueves para poner el tercer capítulo en esta intrigante serie.

Aún no se conoce la motivación o el responsable de los incendios con seguridad. Foto: The acadian advocate

Las llamas destruyeron más de un siglo de historia. Fotos tomadas de The acadian advocate

La investigación

Los tres edificios, lugar de encuentro de congregaciones afroamericanas, se hallaban en áreas rurales y ardieron en llamas durante la noche, por lo que no se reportaron heridos.

Durante una conferencia de prensa el jueves, el Jefe de Bomberos H. «Butch» Browning dijo, según el sitio Mundo cristiano, que no estaba claro si los tres incendios estaban conectados.

Además, se negó a dar detalles específicos de lo que la investigación había producido hasta ahora.

Pastores locales se reunieron para orar por las congregaciones y planear mejor protección de los templos. Foto tomada de The acadian advocate

Pastores de 10 iglesias de la zona se reunieron el jueves para discutir sobre los incendios y orar por sus congregaciones, informó el periódico The Acadian Advocate .

Los pastores han explicado a la prensa que los edificios dañados por los incendios tenían más de un siglo de antigüedad.

Rick Swanson, profesor de la Universidad de Louisiana en Lafayette e investigador de derechos civiles, dijo al periódico local que  si los incendios resultan ser crímenes de odio racial, «sería muy consistente con un patrón de terrorismo utilizado contra las iglesias negras», en el pasado.

Los pastores, asegura The acadian advocate, declararon que sus congregaciones solo se harán más fuertes a través de este incidente

«La iglesia sigue viva», dijo el reverendo Gerald Toussaint de la Iglesia Bautista de Mount Pleasant. «El edificio ya no está, pero volveremos porque no podemos dejar que el enemigo gane».