Templos evangélicos en Chile se han colocado a disposición de las autoridades sanitarias para constituirse en hospitales de campaña cuando esa nación es la segunda más afectada de la región latinoamericana, solo por detrás de Brasil.

Walter Vega, vocero del Concilio Nacional de Iglesias Evangélicas y Protestantes (Coniev), dio a conocer la medida, indicando que a lo largo del país, existen miles de templos que no están funcionando en virtud de la cuarentena, precisa Evangélico Digital.

“En este marco, estimamos adecuado poner a disposición de las autoridades nuestros lugares de culto, sobre todo, aquellos que cuenten con alguna infraestructura que permita albergar a un gran número personas”.

“En momentos en que todos podemos colaborar, estimamos nuestro deber disponer de estos lugares sin costo al Estado. De esta forma, las iglesias tenemos la gran oportunidad de convertir nuestros templos en lugares donde las autoridades de salud acojan enfermos y les brinden los cuidados necesarios”, concluyó el Vocero del Concilio.

Vega aseguró que “la inmensa mayoría de los evangélicos ha tomado conciencia y respetado medidas”, tomando distancia de las polémicas ocurridas en San Pedro de la Paz, donde una iglesia evangélica que continuó sus reuniones fue señalada como culpable de ocasionar un brote de coronavirus en el barrio de Boca Sur; así como un nuevo brote en Osorno, vinculado a un “culto religioso” que las autoridades no especificaron para evitar discriminación.

Con esta información brindada por el sito web Evangélico Digital, MaranataCuba llama a los líderes cristianos en Cuba a imitar las buenas conductas de hermanos que nos recuerdan cómo ser luz en la osuridad, todo únicamente con el propósito de agradar a Dios, sirviendo a otros en amor.