Un equipo de arqueólogos de la Universidad de Tel Aviv y el Collège de France ha hallado un sitio bíblico del siglo VIII a. C. que podría haber sido dedicado como refugio para el Arca de la Alianza y luego fue parte de los terrenos de un convento católico en la era moderna, informó  The Times of Israel.

Situado cerca de la localidad de Abu Ghosh (Israel), el descubrimiento se llevó a cabo tras hacer una excavación en una colina de Judea, donde desde hace mucho tiempo, según la Biblia, estuvo la ciudad de Kiriath-Jearim. Ese sitio habría albergado el legendario Arca de la Alianza durante dos décadas hasta que el rey David se lo llevó a Jerusalén.

Los investigadores, que llevan trabajando en el lugar desde 2017, tratan de descubrir más detalles sobre la situación geopolítica de hace casi 3 000 años en dicha ciudad fronteriza, ubicada entre los reinos de Judá e Israel.

El arqueólogo Israel Finkelstein cree que la gran plataforma elevada descubierta fue construida por el reino del norte a modo de santuario para el arca.

(Con información de RT)