Roberto Firmino, delantero del Liverpool FC, ha sido bautizado en el nombre de Cristo el 14 de enero, en un emotivo momento, acompañado de su esposa, su pastor y compañeros de equipo que también se declaran seguidores de Jesús. Sus palabras de confesión antes de sumergirse fueron muy sentidas:

“Jesús es amor, no puedo explicarlo … Es suficiente confiar, creer en Él y experimentar el Espíritu Santo”.
Ataviado con una camiseta que muestra una cruz y un símbolo de amor, Firmino se ve emocionado hasta las lágrimas al bajar a las aguas, y recibió el abrazo de su compañero, también cristiano, Allison Becker.


También declaró sobre ello en sus redes, en las que posteó: “Te doy mis fracasos y también te daré mis victorias. ¡Mi título más grande es Tu amor, Jesús!”. Luego, citó el versículo de 2ª Corintios 5:17: “Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo!”.


Allison, un cristiano que habla mucho sobre su fe, abrazó a su compañero de equipo y no pudo contener la emoción.


Esperamos que pueda vivir el gozo indescriptible de caminar en Cristo y el misterio de su evangelio y que este sea otro instrumento del amor de Dios donde otros hermanos no pueden llegar.