La Historia de la Iglesia en Cuba es un tema muy descuidado entre los cristianos evangélicos; muchos no tienen ni idea de cómo fue que llegó el protestantismo a nuestro país y de qué manera se desarrolló en nuestra isla. No pudiendo resistir la curiosidad, me di la tarea de investigar un poco sobre el inicio del protestantismo en Cuba.

Para eso fui al principio, al año 1492 con la llegada de Cristóbal Colón a la isla y junto con él, obviamente llega también la evangelización católica, en la que muchos aborígenes se sometieron a esta religión impuesta por sus colonizadores y se establecen unas bases fuertemente católicas por todo el territorio cubano.

Años después del descubrimiento, las costas cubanas se llenan de comerciantes holandeses e ingleses que viajaban con el fin de conquistar algunas tierras en el Nuevo Mundo, la mayoría de ellos profesaban su fe protestante, ya que por aquel entonces el movimiento reformador estaba en su auge por Europa, especialmente en Holanda en donde se encontraban gran número de teólogos reformados.

Te sugerimos además leer:

Inicio y desarrollo de la iglesia protestante en Cuba

El protestantismo en Cuba

Iglesia bautista en Cuba

(Te sugerimos además leer: Inicio y desarrollo de la iglesia protestante en Cuba ;  El protestantismo en Cuba )

Entre el ir y venir de los holandeses e ingleses, van ganando algunas pequeñas conquistas y dejan tras de sí rastros del protestantismo, al punto de que en el siglo XVII ya existían en La Habana unas 300 biblias Luteranas y fue expulsado un grupo de Calvinistas acusados de herejes por la Iglesia católica.

Pasan algunos años y parte del Occidente es conquistado por los ingleses; se rompe el yugo católico y en la Iglesia de San Francisco de Asís en la La Habana sacan al “santo” y comienzan a realizar cultos y algunos estudios bíblicos; muchos colonos se convierten al protestantismo; pero la libertad protestante y reformadora sería por muy poco tiempo, ya que en un intercambio los ingleses se quedan con la Florida y le devuelven a los españoles su territorio.

Regresa a La Habana el catolicismo más fuerte que nunca, prohíben los estudios de la Biblia, los cultos reformados y la inquisición vuelve a causar terror entre los primeros protestantes de la isla.

El inicio de la Iglesia protestante no acaba aquí. Las bases del Luteranismo y del Calvinismo fueron sembradas entre el pueblo cubano, que poco a poco ya iba conociendo más de la Biblia.

Pese a todo esto, quedaron pequeños grupos dirigidos por capellanes holandeses, que hacían sus servicios en los buques de la bahía y estos continuaron la labor misionera en la Habana y fueron extendiendo las Buenas Nuevas de salvación a un pueblo que iba despertando poco a poco a la Verdad de Dios; recordándonos siempre que más allá de nuestras historias hay un Dios Salvador, dueño y Señor de todos los tiempos.

Te sugerimos además leer:

Inicio y desarrollo de la iglesia protestante en Cuba

El protestantismo en Cuba