El hospital de campaña cristiano situado en Central park de Nueva york por el ministerio evangélico Samaritan´s Purse fue instado a pagar impuestos a la ciudad de Nueva York tras terminar sus funciones de servicio gratuito en ese terreno público del estado y haber destinado 1.8 milones de dólares mensuales para esos fines.

El Gobernador Andrew Cuomo ha asegurado que con el déficit millonario que tiene el estado, cita The Christian post, no les será posible eximir al ministerio del pago, que la ley establece para cualquiera que trabaje más de 14 días en sitios públicos neoyorquinos.

Pero las razones parecen estar ligadas a diferencias y prejuicios. Corey Jhonson, Presidente del Consejo de la ciudad, ha declarado que el ministerio debería irse de la ciudad, debido a sus puntos de vista bíblicos sobre la homosexualidad.

«Es tiempo de que Samaritan´s Purse deje NY (…) vinieron en un momento en que nuestra ciudad no podía negarse a algún tipo de ayuda. Ese tiempo ha pasado. Su continua presencia aquí es una afrenta a nuestros valores de inclusión y es doloroso para todos los neoyorquinos a los que les importa profundamente la comunidad LGTBQ», expresó desde Twitter.

Esta polémica llega luego de que el hospital cristiano atendiera a más de 300 personas durante todo el mes de abril, en medio de la mayor crisis por la que pasaran las unidades hospitalarias de ese estado norteamericano ante la presencia de la Covid-19.

Según The New york Times, se detonó tras publicarse que el hospital de Samarita´ns Purse hace firmar a sus empleados una declaración de fe en la que incluye una pregunta sobre si cree en el matrimonio de hombre y mujer como el diseño de Dios.

La comisión de Derechos Humanos, motivada por las acusaciones de grupos LGTB del estado, llevaron a cabo una ivestigación que cerró al no hallarse evidencia de discriminación dentro del hospital de campaña, y por su parte, el líder del ministerio, Franklin Graham, respondió públicamente que se ha desatado un acoso hacia ellos.


Según el líder evangélico, el servicio que brindan jamás ha diferenciado entre credos o tendencias personales de quienes ayudan, y el formulario se aplica solo a sus empleados tradicionalmente.

Mientras, en regiones como Italia, el ministerio, cuyo lema es «Ayudando en el nombre de Jesús» continúa su labor, y ha posteado recientemente el alta de su último paciente en una hospital de campaña similar al situado en New York.

 

(Lea también : Cristianos levantan hospital de campaña en Central Park)