Por estos días dos noticias del “mundo del espectáculo” han puesto la fe en Cristo en la palestra de los temas públicos, aunque de formas muy distintas.

Por un lado, Christian Bale, el prestigioso actor que una vez diera vida a Batman, ha agradecido el recibimiento de un Globo de Oro mencionando como su inspirador nada menos que… al propio Satanás.

Al parecer, el actor quiso usar un poco de sarcasmo, al referirise a su personaje como alguien tan negativo que solo podría inspirarle el mismo diablo.

Sin embargo, las repercusiones de sus palabras han ido más allá de los comentarios en las redes a generar debates que, si se piensan desde el filtro de la fe, Dios ha usado para bien.

Aunque el actor Christian Bale quiso ser sarcástico al agradecer a Satanás, la repercusión de sus palabras fue aprovechada por hombres de fe para anunciar el Evangelio inteligentemente. Foto: Tomada de La Nación

En primera instancia, la llamada “iglesia de Satanás” en Estados Unidos envió al actor un mensaje de felicitación por sus palabras.

Pero por otro lado, el predicador Franklin Graham también se refirió al hecho alertando el riesgo espiritual detrás de la aparente ingenuidad del actor.

Con la astucia de los hombres de Dios, Graham aprovechó la ocasión y la atención mediática para insertar en su comentario una exposición de las Buenas Noticias del Evangelio:

Satanás es un ser real y la palabra de Dios tiene mucho que decirnos sobre él. El diablo fue echado en el lago de fuego que arde con azufre, donde ya habían sido lanzados la bestia y el falso profeta.

Ellos serán atormentados día y noche, para siempre”,escribió en su cuenta de Facebook.

Estoy agradecido al que conquistó la muerte y salvó mi alma con su propia sangre, Jesucristo.

Él me invitó a pasar la eternidad con Él en el cielo porque me arrepentí de mis pecados y puse mi fe y confianza en él. Creo que Él hará lo mismo por ti , añadió.

Chris Pratt y la conexión con Dios

Otra noticia de fe en medio de la vorágine del mundo del entretenimiento ha venido con el sello del actor norteamericano Chris Pratt, protagonista de filmes como Guardianes de la Galaxia y Passengers.

El joven y cotizado actor siempre ha defendido con total autenticidad su relación con Cristo.

Si bien es sabido que en Hollywood las expresiones de fe pueden acarrear problemas profesionales.

Pratt ha publicado recientemente en su cuenta de Instagram la noticia de que hace un ayuno durante 21 días de intensa oración.

Como en el caso anterior, más de un medio pretendió tergiversar sus palabras para anunciar su ayuno tan solo como una especie de dieta para la figura.

Sin embargo, al parecer el actor apuesta por fortalecer su conexión con Dios haciendo un alto en medio de su carrera para dedicarse a la comunión.

Para ello, ha elegido el modelo de ayuno presentado en el libro de Daniel.

Y por si fuera poco, motiva a sus fans a acercarse a este libro de La Biblia y a intentar este tipo de ayunos.

Como en otras ocasiones, el joven actor pretende influenciar para bien a sus fans de un modo muy astuto.

¿Vanidad de vanidades?

Tal vez lo que los cristianos enfocados podamos llevarnos de este tipo de noticias del mundo del entretenimiento es que Dios, sin duda, está también allí en medio de la vanidad, moviéndose.

Muchas veces los propios cristianos tenemos más prejuicios que el Espíritu. Ese que ama por igual a hombres de espectáculo y a humildes.

A pesar de las manipulaciones, Él siempre puede revertir las cosas para bien de su obra y en todo lugar.

Y también es hora de que en lugar de juzgar a quienes trabajan en ciertos medios, oremos por aquellos que defienden la palabra de Dios en contextos tan complejos.

¿No crees?