La ciudad de Beit Shemesh fue destruida en el año 701 a.C. por Senaquerib, rey de Asiria, pero la construcción de una carretera la redescubrió enterrada en tierra judía, informa.

Las autoridades en arqueología bíblica de Israel, la Autoridad de Antigüedades y el Museo de Tierras Bíblicas informaron recientemente el hallazgo de un asentamiento de la ciudad bíblica Beit Shemesh, destruida en 701 a.C. por Senaquerib, rey de Asiria.

Aunque ya se conocía un terreno pertenenciente a la histórica ciudad de tiempos de Isaías, el hallazgo de estos días es de gran importancia por abarcar una larga área desconocida hasta que las excavaciones para una moderna carretera la desenterraran.

«Nadie lo esperaba, incluida la Autoridad de Antigüedades de Israel», dijo Yehuda Govrin, quien encabezó la excavación en Beit Shemesh.

«Lo que descubrieron de los hallazgos es que después de que la ciudad de Beit Shemesh fue destruida en el año 701a. C. por Senaquerib, rey de Asiria no se encontró un nuevo asentamiento en la cima de la ciudad sino en una pendiente, en la ladera este», dijo Yehuda Kaplan, curadora del Museo de Tierras Bíblicas.

«Y es un asentamiento muy interesante con mucha industria de aceite de oliva y también mucha zona administrativa», agregó Kaplan.

Además, el camino se encuentra con el valle de Elah, famoso por ser escenario del enfrentamiento entre David y Goliat.

«Podemos leer la Biblia, podemos estudiar historia, podemos aprender arqueología, pero cuando estos tres elementos se unen, tenemos la prueba de esa historia y esa historicidad del texto bíblico», dijo Amanda Weiss, directora del Museo de las Tierras Bíblicas.

«Así que, para nosotros en el Museo de las Tierras Bíblicas, básicamente es como haber ganado la lotería», añadió.

Las autoridades locales han dispuesto coordinar el trabajo en la carretera sin destruir el inmenso valor histórico de la antigua ciudad.