David Alaba, defensa del Bayern de Múnich, celebró el título de la Champions expresando su fe en Jesús al revelar bajo el uniforme una camiseta que rezaba en letras negras “Mi fortaleza está en Jesús”.

Los alemanes se impusieron este domingo por 0-1 en la final celebrada en Lisboa frente al Paris Saint-Germain.

A pesar de que el estadio estaba vacío, a causa de las medidas de seguridad por la Covid-19, las cámaras captaron la celebración de los jugadores del Bayern en el campo y dieron la vuelta al mundo.

Alaba se quitó la camisa de su equipo y se puso una camiseta blanca con el mensaje ‘Mi fortaleza está en Jesús’ (Meine kraft liegt in Jesus), escrito en letras negras.