Hoy continuamos con la terera entrega de este clásico de tema motivacional que te ayudará a descubrir un sueño y trazar estrategias realistas para poder conseguirlo, de la mano de John Maxwell. Sigue la lectura con nosotros cada semana. Inspírate e inspira. Dios no te cre{o para existir, sino para la vida en abundancia 😉

5. ALGUNOS CARECEN DE LA IMAGINACIÓN
NECESARIA PARA SOÑAR
¿Cómo descubren las personas sus sueños? ¡Soñando! Eso podrá
sonar exageradamente simplista, pero allí es donde empieza. La
imaginación es el suelo que hace que los sueños cobren vida. El
físico laureado con el premio Nobel, Alberto Einstein, un soñador
y pensador, comprendía el valor de la imaginación. Dijo: «Cuando
me examino a mí mismo y mis métodos de pensar, llego a la conclusión
de que el don de la fantasía ha significado más para mí que mi

talento de absorber conocimiento positivo». Einstein denominó a su
imaginación una «curiosidad santa».
La imaginación es el suelo que hace
que los sueños cobren vida.
Si vienes de un fondo desalentador, o si no piensas que eres una
persona particularmente imaginativa, no pierdas las esperanzas.
Todavía puedes descubrir tu sueño y desarrollarlo. Dios ha puesto
esa capacidad en cada uno de nosotros. Si conoces y cuidas a niños,
entonces sabes que eso es cierto. Todos los niños sueñan, todos los
niños poseen imaginación. Mi esposa Margaret, y yo tenemos cinco
nietos y cuando estamos con ellos, vemos sus imaginaciones vividas
trabajar, arrebatándolos de este mundo a uno de su propia creación.
Soñar está en ti. Mi amigo, el autor Max Lucado, describe tus
posibilidades con claridad: «No eres un accidente. No eres resultado
de la producción en masa. No eres producto de una línea de ensamblaje.
Fuiste planeado con deliberación, dotado de dones específicos
y colocado amorosamente en la Tierra por el Maestro Artesano».
Yendo más allá, algunos afirmarían que cuanto más humildes sean tus
orígenes, tanto mayor tu potencial de soñar. El hombre de negocios
Howard Schultz, que provino de un origen de muy escasos recursos,
utilizó la tierra fértil de su imaginación para ayudarle a cultivar la
idea de Starbucks, la empresa que fundó. Schultz dijo:

Una cosa que he observado acerca de los románticos: Tratan de
crear un mundo nuevo y mejor partiendo de lo ordinario de la vida
cotidiana. Esa también es la meta de Starbucks. Tratamos de crear,
en nuestras tiendas, un oasis, un lugar en el vecindario en donde

puedes tomar un descanso, escuchar música jazz o considerar cuesñones
universales, personales o aun ocurrentes al degusta! una ta/a
de café.
¿Quién se imagina un lugar semejante?
Partiendo de mi experiencia personal, diría que cuanto menos
inspiradores sean rus orígenes, tanto más probable es que utilices tu
imaginación e inventes mundos en donde todo parece posible.
Eso definitivamente fue cierto en mi caso.
Creo que Dios quiere que soñemos, y que soñemos en grande,
porque El es un Dios grande que quiere hacer cosas grandes y hacerlas
a través de nosotros. Mi amigo Dale Turner afirma: «Los sueños son
renovables. No importa la edad o condición que tengamos, aun
restan posibilidades no aprovechadas dentro de nosotros y una nueva
belleza que está esperando nacer». Nunca es tarde para soñar.

Foto: Ernesto Herrera Pelegrino

¿ESTÁS LISTO PARA PONER TU SUEÑO A PRUEBA?
Muy bien, podrías decirte a ti mismo, tengo un sueño. Creo que vale lapena
seguirlo. ¿Y ahora qué? ¿Cómo puedo saber que mis probabilidades
de lograrlo son buenas? Eso nos conduce a las preguntas que abarcan
los diez capítulos de este libro. Aquí están:
1. La pregunta de la posesión: ¿Es este sueño realmente
mi sueño?
2. La pregunta de la claridad: ¿Puedo ver mi sueño
claramente?

3. La pregunta de la realidad: ¿Estoy dependiendo de factores
bajo mi control para lograr mi sueño?
4. La pregunta de la pasión: ¿Me impulsa mi sueño a seguirlo?
5. La pregunta del camino: ¿Tengo una estrategia para
alcanzar mi sueño?
6. La pregunta del personal: ¿He incluido a las personas
que necesito para convertir mi sueño en realidad?
7. La pregunta del cosió: ¿Estoy dispuesto a pagar el precio
de mi sueño?
8. La pregunta de la tenacidad: ¿Me estoy acercando a mi
sueño?
9. La pregunta de la satisfacción: ¿Me trae satisfacción
trabajar para cumplir mi sueño?
10. La pregunta de la trascendencia: ¿Se benefician otros con
mi sueño?

Creo que si realmente exploras cada pregunta, te examinas honestamente
y respondes a todas afirmativamente, las probabilidades de
que logres tu sueño son muy buenas. A mayor cantidad de respuestas
afirmativas que des, tanto más estarás rumbo a cumplir tus sueños.
Verdaderamente creo que todos tenemos el potencial de imaginar
un sueño que vale la pena, y la mayoría tenemos la capacidad de
lograrlo. Y no importa lo grande o aparentemente inverosímiles que
parezcan ser tus sueños para los demás, si respondes sí a las preguntas
de la prueba de los sueños.
«Siempre recuerda que sólo hay dos clases de personas en

este mundo: los realistas y los soñadores.

Los realistas saben hacia donde van. Los soñadores ya han estado allí».

El redactor de discursos y autor de comedia Robert Orben
afirmó: «Siempre recuerda que sólo hay dos clases de personas en este
mundo: los realistas y los soñadores. Los realistas saben hacia donde
van. Los soñadores ya han estado allí». Si has definido tu sueño,
entonces estás listo para ponerlo a prueba y empezar a seguirlo.

Si no estás seguro de cuál es tu sueño, ya sea que tengas temor de soñar
o porque de alguna manera perdiste tu sueño por el camino, entonces
empieza a prepararte para recibirlo al explorar lo siguiente:
1. Preparación mental. Lee y estudia sobre las áreas que te
interesan.
.2. Preparación experiencia!. Participa en actividades en
áreas relacionadas con tus intereses.
3. Preparación visual. C o 1 (>ca. fotografías de personas y cosas
que te inspiran.
4. Preparación de héroes. Lee acerca de personas que
admiras y que te inspiran y trata de llegar a conocerles.
.5. Preparación física. Pon tu cuerpo en forma óptima para
seguir tu sueño.
6. Preparación espiritual. Busca ayuda sobrenatural para
lograr un. sueño que es mas grande que tu persona.
Una vez que haces estas seis cosas para colocarte en la mejor
posición posible para recibir un sueño, enfócate en. descubrir el tuyo.
Al hacerlo, recuerda las palabras de mi agente Matt Yates, quien dice:
«LJn sueño es aquello que deseas cuando cualquier cosa y todo es
posible».

 

Lea también toda la serie en orden:

Clásicos: Vive tu sueño, de John Maxwell (I)

Clásicos: Vive tu sueño, de John Maxwell (II)