Un equipo multinacional de arqueólogos ha trabajado en el proyecto de Betsaida desde al menos dos años y ha logrado desenterrar piezas y estructuras de edificaciones que ahora intentan identificar con el lugar bíblico donde Jesús sanó a un ciego y multiplicó panes y peces: Betsaida.

Monedas y recipientes habían sido descubiertos anteriormente y ubicados en distintos periodos de esa ciudad hebrea, pero recientemente se ha anunciado el hallazgo de restos de la que podría haber sido la puerta de la ciudad que menciona la Biblia.

El líder de la excavación, el profesor Rami Arav ha explicado al diario local The Times of Israel estos recientes hallazgos:

“es la puerta de la ciudad más grande y mejor conservada en Israel” (…) “En toda la arqueología de la Tierra de Israel del siglo 10-8 aC, no hay torres en las murallas de la ciudad. Los israelitas no tenían esta característica. Este es el primer ejemplo de torres que rodean una ciudad en Israel “, aseguró.

Al norte del Mar de Galilea, Betsaida es famosa por ser escenario de uno de los milagros más famosos de Jesús, el milagro de los panes y los peces, relatado en los Evangelios de Juan y Mateo.

Tiempos de David

Pero la importancia de esta puerta y de la ciudad no se reduce a los tiempos neotestamentarios. Miles de años antes, según la hipótesis de Arav, pudo haber sido llamado Tzer (mencionado una vez en Josué 19:35), y probablemente se la pueda identificar con la capital histórica del asentamiento bíblico de Geshur.

“La puerta del período davídico estaba en uso desde alrededor del siglo 11 a. C. hasta el 920 a. C. cuando el asentamiento fue destruido”, dijo Arav según el portal Israel noticias.

“El asentamiento Geshur, que se convirtió en una ciudad fortificada con un palacio real bien conservado, fue rehabilitado después de 875 a.C ., explica el diario citado. “Durante este período de aproximadamente 50 años, el sitio quedó en ruinas y no estaba habitado”, según datos del informe de la excavación en 2016 .

Para finales del siglo XI-X a.C., la época de los reyes Saúl, David y Salomón, la ciudad era el núcleo del reino de Geshur, poblado arameo.

Con la unión de la hija del rey Gesher King Talmai, Maachah, con el rey David, en el siglo X a.C., Betsaida se alió con el monarca y su dinastía. Maacah fue, según La Biblia, la madre de Absalom, quien según se relata en el libro segundo de Samuel, asesinó a su medio hermano Amnon y huyó a la tierra natal de su madre, Geshur.

Aunque el hallazgo de la puerta trae numerosas evidencias que estudiar sobre todo ese periodo, y los investigadores se acercan a identificarla como la bíblica puerta de Betsaida, lo  cierto es que aún son necesarios mayores estudios para llegar a una conclusión más definitiva.

La existencia histórica de David

Esta estela es la única evidencia fuera de La Bilia que menciona al rey David

La única evidencia en materia arqueológica de la existencia histórica de David es la estela de Tel Dan, una inscripción que menciona la única victoria sobre la “casa de David”.

La estela, una roca mediana y fragmentada, está formada por numerosos fragmentos que forman una inscripción triunfal en

arameo, realizada con toda probabilidad por Hazael del Damasco arameo, una importante figura internacional de finales del siglo IX a C.

Este líder, (aunque realmente son aseveraciones, pues el nombre del rey no consta) alardea de sus victorias sobre el monarca israelita y su aliado el rey de la “Casa de David” (bytdwd), la primera vez que el nombre de David y su dinastía ha sido encontrado fuera de la Biblia.