Alcance victoria, un ministerio que no ha dudado en «embarrarse del fango», haciendo evangelismo a los grupos más vulnerables, como los marginados, prostitutas, y quienes delinquen en las calles de La Habana vuelve este agosto a demostrarnos que el evangelio es cosa de locos y vivos que siguen a Cristo.

Esta vez ha llegado a la céntrica Coppelia para compartir el mensaje de salvación mediante una breve obra teatral ante las decenas de personas que hacían cola para entrar a la heladería habanera. Puro y explosivo evangelismo en La Habana.

Te dejamos las fotos, publicadas en redes sociales por uno d esus miembros.

Déjanos tú un comentario, y una oración por estos valientes de Cristo.

Lea también la entrevista Es efectivo el evangelismo moderno?, con el pastor Aaron J. Daigle