Un accidente de autobús en Bolivia se estrepitó por un barranco dejando un saldo mortal de quince personas, entre ellas, doce médicos cristianos de la fundación MedFund que se dirijían a evangelizar y prestar ayuda sanitaria en comunidades vulnerables, informaron medios locales.

Los doctores eran parte de una delegación de 22 médicos voluntarios de la ONG Medfund, una organización que da servicios médicos en zonas desfavorecidas y es de base cristiana. En esta ocasión, las campañas sanitarias se destinaban a las poblaciones de Siphia, Azariamas, Curiza y Piedra Blanca, de bajos recursos económicos.

La ministra de Salud boliviana, Gabriela Montañoexpresó sus condolencias a los familiares de los fallecidos, mientras el Ministerio cristiano Cup of Cold Water, al que pertenece MedFund, han lamentado la pérdida de vidas. «Viajaban para compartir el evangelio dando ayuda a los pobres y desfavorecidos», expresó en una misiva Dan Hennenfent, director ejecutivo de la organización.

De los 22 voluntarios, 12 han fallecido, mientras que otros 10 permanecen ingresados en diverso estado de gravedad. «Cuando el fundador de MedFund, Joey Kittelson, llegó al lugar, trabajó junto a los socorristas y otros durante toda la noche y hasta el final del día siguiente hasta que los heridos fueron enviados a La Paz y los cuerpos de los fallecidos fueron devueltos a la ciudad para ser reclamados por los parientes cercanos».

Hennefent pide a los cristianos que oren «por cada familia afectada y por los supervivientes» así como por el resto del equipo de MedFund «que han perdido a compañeros y amigos en esta terrible tragedia»

El director ejecutivo de Ministerios Cup of Cold Water expresó sus condolencias. «Lloramos con los que lloran, pero en todo damos gracias a Dios que nos da la victoria a través de nuestro Señor Jesucristo», añadió citando 1ª Corintios 15:55.

La entidad también ha anunciado que en su página de Facebook se se ofrecen datos para quienes quieran donar en favor de los heridos.

(Con información de Protestante digital)