Ora por los misioneros

Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies. Mateo 9:38

Lamentablemente en muchas ocasiones nos olvidamos de cosas primordiales en nuestra carrera en este mundo, cosas que para alguien que está ocupado con los asuntos que esta vida posmoderna demanda vienen a tener poco peso; sin embargo, esas mismas cosas serán las que nos harán recordar cuando estemos delante de Dios que fallamos en la administración de nuestro tiempo.

Orar por las misiones, misioneros y almas necesitadas de un Salvador debe ser prioridad para alguien que procese ser Cristiano. Es más, ¡Es un mandamiento!

Por favor, enfócate en lo de arriba, preocúpate por los asuntos de tu Padre, de Dios, del Rey; comprométete como muchos en todas partes del mundo en orar de forma intencional por la mies y los obreros. Es el tiempo de la cosecha, nos ha tocado a nosotros, no son los ángeles, no son los cristianos de otra generación, Somos tú y yo!!!

Te invitamos a poner una alarma en tu teléfono para que todos los días a las 9:38 pm te recuerde que debes parar y sin importar dónde o con quién estés levantar un clamor al cielo y clamar: Señor envía obreros a la mies.

¡Dios cuenta contigo!     

¿Te únes?

Este artículo se ha leído: [hits] veces